domingo, 7 de julio de 2013

¡Pueblo Minero!



Voluble suerte la del pueblo minero
subir y bajar; tener y no tener, ruido y silencio 
pueblo que ríe y canta, juega y derrocha.

Y cuando sus vetas ya agotadas, todo es silencio
Melancolía y ecos  lúgubres  
como bostezos de los mineros
que se incrustaron en las barrancas que ayer tenían plata
                                                                      y hoy solo recuerdos.

1 comentario:

Carlos Beristain dijo...

Este lugar se ve chido, es en Tlaltenango ..?