martes, 2 de julio de 2013

Las Trabajadoras del Hogar.-


En los últimos 30 años el trabajo doméstico como actividad laboral en México se ha incrementado hasta en un 50%, según datos de la  OIT (Organización Internacional del Trabajo) sin embargo este trabajo no se considera como una actividad productiva, lo cual propicia que las mujeres que prestan esta función sean discriminadas por la ley y por ende de la Justicia.

En este contexto los últimos tratados Internacionales firmados por México, no fueron ratificados  por el Ejecutivo por considerar que esta actividad no es un trabajo, ello considero es lamentable ya que el Estado al no garantizar el derecho del trabajo de todos y todas las mexicanas, propicia que esta actividad crezca y no tenga una igualdad laboral frente a las otras actividades laborales.

Tenemos que considerar que esta problemática está inmersa en todos los sectores de la sociedad, unas como trabajadoras domésticas y otras como patronas. Los términos gata, chacha, criada etc.  Son lamentables en una sociedad que evoluciona de manera considerable,  estas personas están sujetas a la discriminación constante, al abuso laboral y se les impide tener aspiraciones.

Sin embargo en los últimos 3 años las mujeres trabajadoras domésticas se están agrupando,  aspiran a tener una vida más digna y que su trabajo sea considerado como una actividad productiva.



No hay comentarios: