viernes, 18 de enero de 2013

Preparatoria.


                                                                               

                   Esa mañana de diciembre hacia un frió terrible, en la preparatoria había  pocos alumnos porque el ciclo escolar estaba terminando.   Ella caminaba por el corredor de los terceros, su mirada furtiva chocaba con su tupe rubio, sus labios brillaban con mayor intensidad.

Me gustaba como le quedaba el color rosa, se me  figuraba que parecía a esas muñecas gringas que son furor en las navidades. Ahora recuerdo que eso siempre se lo decía, y ese día llevaba una blusa de color rosa  ¡estaba tremendamente enamorado!

Mientras se acercaba hacia mí, el ramo de rosas rojas expedía ese olor al amor,  extendí mi mano hacia ella y le di el ramo de rosas rojas, pasaron unos segundos y con su mirada fija en mis ojos me dijo…

---Lo nuestro ya no puede seguir…
Y se fue sin las rosas rojas….


***

No hay comentarios: