jueves, 3 de enero de 2013

Antonio Machado Ruíz.




                   Hay poetas que honestamente da pereza leer  por ser tan dados a quererse cortar las venas, otros más parece que escriben aritmética en vez de poesía ya que es muy complejo  entenderlos. Pero el caso de Antonio Machado  (Sevilla 1875) es verdaderamente grato leer.

Su poesía es ese resabio de su formación kausista,  su visión del mundo es modernista con un lenguaje fácil pero deleitoso, hundido en el pasado y en el presente de la España de su época. Hace más que nunca de la forma solo un  medio y no un fin en sí mismo, su pensamiento filosófico mantiene sus pautas fundamentales. Hay en él,  en lo que escribe una búsqueda permanente de la verdad entre la vida tanto política como religiosa. Machado es fuego y nostalgia, suavidad y pasión incontenible, el enciende la fuerza de sus lectores. ¡Su poesía transmite fuerza!


 --DICEN--
Dicen que el hombre no es hombre 
mientras que no oye su nombre
de labios de una mujer.
Puede ser.

No hay comentarios: