miércoles, 21 de noviembre de 2012

Juanita la Larga y Pepita Jiménez



La literatura del siglo XIX es una ventana a la vida de los tiempos pasados, la narrativa evoca múltiples sensaciones, costumbres, palabras etc.  Sobre la obra del escritor español Juan Valera, destacan dos novelas “Pepita Jiménez” y “Juanita la Larga” destacan ya que el autor no cultivaba el género de la novela, y sin embargo ambas novelas son realmente importantes para la narrativa española del siglo XIX.

Las dos obras, tienen sobrada similitud, parten con un inicio descriptivo del ambiente y del lugar en que se desarrollara el suceso, aunque debemos detallar que la primer novela (Pepita Jiménez) tiene un estilo diferente ya que es a manera de cartas lo que genera cierto tedio,  mientras que la otra novela (Juanita la Larga) es sencilla y mas fácil de leer, el desarrollo se genera en ambos textos de una forma inverosímil, ya que refleja una vida aristócrata que no coincide con el lugar en que se verifican los sucesos.

Pepita Jiménez, la joven pobre que se vuelve rica, y Juanita la Larga, la joven humilde que se codea con la realeza del pueblo, ambos personajes se casan con los caballeros acaudalados o prestigiosos hidalgos, pero no sin antes encontrar dificultades y ajetreos. Es interesante como el autor lleva las novelas al dilema moral y religioso, ya que el impedimento de la primera novela es que el futuro esposo de Pepita es una joven consagrado al seminario, que no puede ceder ante la tentativa de colgar la sotana para casarse. En la segunda novela encontramos algo muy similar, que Juanita esta acorralada por entrar a un convento, esto  refleja que el autor tiene gran afición por los temas religiosos, por otro lado la Viudez esta presente en las dos novelas, Juanita la joven viuda y en la segunda novela Don Paco el hidalgo viudo,  los celos  están presentes en las dos tramas al grado de llegar a la desolación y a la amargura de los personajes, incluso al suicidio, lo que genera en el lector cierto fastidio. Lo mas interesante de Juanita la Larga, es la detallada crónica que hace sobre el festejo de la semana santa, sin omitir nada, relata que comían en esta fecha, la forma de vestirse y hasta la forma de comportarse. 



El lenguaje de las dos obras es cultísimo, nada concordante con en el ambiente de la trama, podría creerse que dichas obras se crearon simultáneamente, pero la distancia temporal de dichos textos es de 20 años, por lo que deja de manifiesto que el autor tenia cierta predilección por los temas de amoríos entre seniles y jovencitas.  

El final de ambas novelas son prácticamente como dos gotas de agua, los dos matrimonios tuvieron hermosos hijos y vivieron felices, de manera que los dos textos son interesantes por el estilo narrativo y por el rico lenguaje decimonónico, pero demasiado tediosos y sin conclusiones realistas.

No hay comentarios: