sábado, 29 de septiembre de 2012

Los Rectificadores:



:
             Son un grupo de unos cuantos o de unos menos, afiliados a la gran organización, todos próceres de la sociedad, aunque sus grandes discursos y enormes consignas las proclaman en el Café Madoka y en el Muro de Facebook.  Asiduos comensales del Sanborns y del Starbucks, recomponen y descomponen a toda la Nación, nadie en la historia de la humanidad había logrado tener el titulo de Rectificador, y por consiguiente de ser Rectificador de la vida de los Demás.

Van por las calles con lupa, con audífono y medidores de sociedad,  la más alta tecnología para Rectificar Gentes, importada de medidoresburgo.

---Mirad a esos jóvenes estúpidos, van tras las palabrerías de un vulgo---

Anuncio el Rectificador Mayor, y los Rectificadores menores asintieron, Caminaban con  el mismo rumbo de siempre al oriente de la Ciudad, y detenían a toda gente que  ellos consideraban necesitaba una rectificación.

--¡Ud. Deténgase!       

El individuo los miro sorprendido, después de una perorata, a los 3 días ya portaba las mismas costumbres y su vestimenta era igual a los demás. Traje y corbata oscura, camisa blanca y un mandil llamativo, cargaban un portafolio y caminando por Avenida Hidalgo, expulsando frases y dando rectificaciones a la sociedad.

Una tarde mientras caminaban rumbo al oriente de la ciudad, detuvieron su marcha frente a uno de esos que apodan vagabundos, lo miraron de pies a cabeza apenas se iba a comenzar con la Rectificación,  cuando el vagabundo les replico:

--¿Son ustedes Rectificadores?

Muy efusivos, el Gran Rectificador  y su sequito respondieron.

--¿Ud. Ya nos conoce?              .

--¡Bueno conocerlos, conocerlos pues no!, he oído hablar de ustedes, pero antes de que comiencen a Rectificarme, ¡deben mostrarme la Licencia de Rectificadores!

Los rectificadores quedaron azorados ante la demanda hecha por un simple vago, todos miraron al Gran Rectificador esperando a que respondiera, este sin saber como responder, susurro.

--…no… no necesitamos Licencia…

El vago no podía creer que estos sujetos anduvieran por la vida Rectificando vidas sin Licencia, comenzó a gritarles  y los condenaba, los Rectificadores huían de regreso a su Santuario…

Pasaron los días y con ellos los meses, y una tarde de viernes el gran rectificador merodeaba por la plazuela de la Liberación, ahí estaba aquel vago que despotrico contra el y su grupo haría unos meses atrás, se acercó al vago y le dijo.

---Lo he estado buscando desde aquella vez que nos pidió la Licencia.---

El vago lo miro de reojo y le contesto ---¡ sii… ya recuerdo!--

 ---Mire quisiera, que ud. Me dijera ¿Dónde puedo conseguir la Licencia de Rectificador?--

Una gran carcajada salió del vago y este le dijo, La licencia es personal, nadie puede dársela, ustedes no pueden andar por la vida rectificando la vida de los demás… ¡locos estos!

El vago se fue caminando rumbo a San Juan de Dios….

1 comentario:

Publize dijo...

Buenas,

Nos gustaria invitarte a unirte a nuestro proyecto de literatura. Se llama Publize.com y es una red social para amantes de la literatura, en la que los escritores pueden darse a conocer o difundir su obra y los lectores encontrar cualquier tipo de lectura.

Te animamos a probarlo. Puedes darte de alta en www.publize.com, donde también podrás encontrar información. No hay que pagar nada ni dar tu cuenta ni nada por el estilo ;)

Saludos