viernes, 7 de septiembre de 2012

insomnio de colores





Llora la noche como amargo riego
que asea el alma, pero la desnuda,
y enfrentado conmigo mismo,
entrego todas mis confesiones a la duda.               
Hay una complacencia hay un desapego
en la mentira que se desnuda
cuando el mundo en las burlas de su juego,
solo nos pide la aquiescencia muda.
Y así desengañados los sentidos
y en una sumisión desengañada
mis remos, mas ociosos que rendidos
tocan en fin  la orilla deseada
insomnio de colores desvaídos
ópalo  y ambar en la madrugada





No hay comentarios: