miércoles, 12 de septiembre de 2012

Ramírez Ladewig


                  El 12 de septiembre de 1975, marca un viraje radical en la historia política de Jalisco, aproximadamente a las 3:00 de la tarde en el cruce de la Avenida Niños Héroes y la Calle Colonias, fue asesinado el otrora líder de la turbada FEG, Carlos Ramírez Ladewig, que de cierta forma se ha convertido en un personaje enigmático, y que su deceso desato cambios radicales en el manejo político del Estado.


Era serio, de facciones duras formal en estricto sentido, le apasionaba dialogar de todo género, era un socialdemócrata. Carlos Ramírez Ladewig nació en Guadalajara en el año de 1930, creció en un mar de turbulencias fue secretario del FESO (Frente de Estudiantes Socialistas de Occidente) en la Facultad de Derecho en 1948 y en 1949 primer presidente de la controvertida FEG, amigo muy cercano de Raúl Padilla Gutiérrez, padre del hoy Raúl Padilla López.  

Ramírez Ladewig, es uno de los últimos  políticos en Jalisco que logro reunir la suficiente fuerza como para cimbrar a Presidentes de la Republica, su liderazgo era legitimo, probablemente al escuchar hablar de este sujeto lo asimilemos con el pistolerismo y con la masacre porril que se usaba en la FEG, sin embargo es necesario destacar que ya para 1966 Ramírez Laedewig,  se separo de dicha agrupación, así mismo comenzaba a dudar sobre el PRI,  era común que frecuentaba a los círculos de izquierda Nacional e Internacional, ejemplo de ello es la visita del Presidente Chileno Salvador Allende, a la Universidad de Guadalajara, el apoyo a las guerrillas nicaragüenses, situación que le ocasiono enemistades con varios Priistas de aquella época. 

 Era poderoso y se decía que quería ser gobernador de Jalisco. Le negaron la posibilidad y en cambio le ofrecían una Senaduría. La rechazó y se enfrentó al gobierno. Concluía como presidente Luis Echeverría. Carlos era Delegado del IMSS y ese 12 de septiembre de 1975 salió de su trabajo allá por la Clínica 1, frente al Parque Agua Azul. Hombre metódico, a las tres de la tarde de ese fatal día dejó su oficina, abordó su Mercedes Benz negro, de aquellos cuadrados clásicos. Tomó la avenida Alemania y llegó a avenida Niños Héroes, junto al templo católico San Luis Gonzaga. Se detuvo para observar el tráfico y continuar circulando. Pasaban de las tres de la tarde. Un individuo con una pistola le dispara a la cara. Otro individuo le dispara por el otro lado del carro. Uno más, con un arma rafaguea el auto en su alrededor. Un policía fuera de servicio, según la historia, vio todo. Allí mismo murió también. 

                        ¿Quién mato a Ramírez Ladewig?  Evidentemente fue asesinado por el sistema al que representaba, el dicho de “Cría Cuervos y te sacaran los ojos” se aplica perfectamente a Ramírez Ladewig, después de fomentar una Federación Estudiantil de pistoleros,   ¿Qué mas se podía esperar?


Funeral de Ramírez Ladewig.



No hay comentarios: