viernes, 15 de junio de 2012

Un arcoiris no de colores sino de acentos.-




Ochentaaa... Me Produce una gran sonrisa escuchar la sonoridad única y halada de los de Jalisco, un acento muy exuberante.

Es cuestión de que nos pongamos a escuchar con detención su forma de hablar, que es peculiar y que a la vez resulta muy soberbia, además de que toda la nación por más que intenta imitar no puede, ello lo hace un hecho casi imposible de realizar.

Me regocija ver a esos conductores acartonados de TV, Doriga, Micha, Alatorre etc. El intento que hacen por refinar su acento al del occidente de México en especial a Guadalajara, hace que se escuchen grotescos. Solo producen un acento distinto y de ello se aprovechan los comediantes.

Es como un arcoiris no de colores sino de acentos.

Misma palabra Oshentaaa... marcado y re-marcado la "OSHE" que ¡éxtasis de sonoridad!

Además que este acento es muy fresco, inmediatamente sabemos que este acento es como dicen los chilangos! ¡¡es provincianoo!! Y luego, luego pasa el agandalle máxime si es mujer la portadora del acento... este acento trae aparejada en múltiples ocasiones la belleza de las femeninas, nada más y nada menos porque este acento es de la grande Chihuahua y también de las hermosas Yaquis Sonorenses.

Podría creerse que esto de los acentos es intrascendente, gran engaño si así lo creemos, creo que el acento es parte de la vida nacional, es como la tarjeta de presentación, inmediatamente que nos escuchan hablar viene la hecatombe o la vorágine, todo depende...

Múltiples acentos que embriagan al transeúnte, el Yucateco famoso por su entonación, el Jarocho por su sonido entre cortante, y el rey de los acentos el Chilango, que inmediatamente es catalogado como si fuese de algún criminal o delincuente, pero viéndolo objetivamente es un acento único y con alto grado de coacción. Y lo digo así porque inmediatamente asociamos al chilango con alguien que nos va agandallar…

2 comentarios:

Anónimo dijo...

k jais manito;;;;;;; jajajajajaja saludos soy "el tj" pura raza brava jajajajajajaja ,me da gusto saber que ya eres escribido jajajajaja.

comunicate

nepbola@hotmail.com

Ernesto dijo...

Y aún dentro de Chilangolandia hay lo que se podría llamar sub-acentos , pues no habla igual un habitante del norte de la capital que uno de Coyoacán o de la zona rural de Milpa Alta.