lunes, 23 de enero de 2012

El Culto.


                        Dos grandes surcos atraviesan su frente, cicatrices que muestran el transcurrir de  la vida,  el cabello de color plata reflejaba los rayos del sol que  golpeaban todo su ser,  y su caminar rápido y definido contrastaban con la quietud de su alrededor, ¡es un tipo que da confianza!  Bajo su brazo un libro lleno de leyendas que con el tiempo se convirtieron en religión, todo en el parece uniforme, un pantalón de gabardina negro que resalta por la impecable recta del planchado, un sweater  negro, que resalta por que sobre el pecho cuelga una gran cruz metálica  de cuyo centro un gran poder penetra en todo el entorno…. Todo en él todo es monotonía saluda con indiferencia y sonríe con desprecio, camina mas a prisa como si el sonido estridente de las campanas que llaman al rito lo amenazaran, reflexivo cree que nadie lo observa cuando  lleva la mano hacia el frente y realiza distintos ademanes hacia un vehículo que mientras  circulaba por la avenida se detuvo  bruscamente,  y  cuyo conductor  después de reverenciarlo lo acompaño hasta el final de sus dias.

No hay comentarios: